Adaptándose a los cambios con una fábrica de software moderna

En términos generales, una fábrica de software es una analogía, que trata de expresar la necesidad de imitar las buenas prácticas de las fábricas que producen algún tipo de bien para poder desarrollar software con un proceso cada vez menos artesanal